Construcción de Indicadores de Gestión Estratégica bajo el enfoque del Balanced Scorecard

1. El nuevo contexto de la estrategia empresarial:

En los años 80’s las empresas generaban valor principalmente a partir del uso de activos tangibles (Muebles, maquinaria, equipo, etc.). En los años 90’s esto cambio, principalmente las empresas generaban valor a través del uso de activos intangibles (Conocimiento que genera valor como la innovación, mejora continua de nuestros procesos, buen servicio de atención al cliente, etc). Esto se aprecia en el valor de mercado de las empresas (N° de acciones x precio unitario de cada acción), conforme se observa en el Gráfico N° 1, en el año 1982 el valor de mercado de una empresa estaba constituido 38 % por el valor de sus activos intangibles (Diferencia entre el valor de mercado y valor contable) y 62 % por el valor de sus activos tangibles (Valor contable representado solo por los activos tangibles), a fines de los años 90’s el valor de mercado estaba compuesto entre el 85% y 90% por el valor de sus activos intangibles y sólo entre el 10 % y 15 % por el valor de sus activos tangibles. Frente a esta realidad se hace necesario gestionar el uso de los activos intangibles como fuente de generación de valor, ello pasa por la medición de los mismos, sin los cuales no se puede demostrar su existencia ni su gestión, es decir controlarlos y realizar intervenciones para mejorarlos. La gestión de generación de valor en las empresas pasa hoy día por el uso de indicadores que midan los activos intangibles a los cuales se les conoce como indicadores no financieros, así como indicadores que midan los activos tangibles, a los cuales se les conoce como indicadores financieros, pero en una relación que es de causa y efecto, debemos entender que los activos intangibles hoy en las empresas son la causa de los activos tangibles.

Como se aprecia en el en gráfico N° 2, en el año 1997 el promedio de valor de los activos intangibles de las diez principales empresas representaba el 84 % del valor de mercado de las mismas. Es importante precisar que los activos intangibles también son conocidos como capital intelectual que es conocimiento que genera valor.

Esta realidad del mundo empresarial nos lleva a la necesidad que las empresas midan los activos intangibles como fuente de generación de valor, pero para ello se hace necesario entender ¿qué es un activo intangible?, ¿qué tipos de activos intangibles existen?, ¿cómo se miden? o ¿qué indicadores se usan para gestionar los activos intangibles? siendo estas las respuestas a estas preguntas las competencias que los gerentes deben desarrollar para enfrentar este nuevo contexto.

2. Porque usar el Balanced Scorecard en la formulación de Indicadores de Gestión Estratégica

Para enfrentar el nuevo contexto teniendo como base el uso de indicadores para la gestión estratégica es necesario dos cosas:

2.1. Que no se generen indicadores en forma aislada, sino como un sistema, ya que un sistema es un conjunto de elementos que se encuentran relacionados, interactúan entre sí y todos contribuyen a un propósito común, y de esa forma se debe entender el uso de indicadores, en la medición de variables que son parte de un sistema que tiene un propósito común, que en una empresa es la utilidad.

2.2. El uso de indicadores financieros y no financieros, comprendiendo que una organización los indicadores no financieros son los que están generando mayor valor y son causa de los indicadores financieros que son los resultados, por lo tanto hay una relación entre indicadores financieros y no financieros y ambos determinan el sistema de indicadores.

En ese sentido el Balanced Scorecard, es una metodología que permite cubrir los dos requisitos explicados anteriormente. Cuando se usa el Mapa Estratégico, podemos observar el sistema de indicadores que tiene la empresa, mostrándose en forma conjunta como un sistema, sus relaciones de causa - efecto y finalmente el propósito al que contribuyen todos los indicadores. En el gráfico N° 3 mostramos un ejemplo de Mapa Estratégico.

Regresar

“Si quieres tener éxito, debes recorrer nuevos caminos, en vez de viajar por los caminos ya usados del éxito aceptado.”

- John D Rockefeller